La presente web utiliza cookies para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.
Al continuar con su navegación entendemos que da su consentimiento a nuestra política de cookies
Aceptar

Recoletos sigue apostando todas sus fichas al gratuito Qué!
redacción prnoticias 10/10/05 10:27

El gratuito de Recoletos ha completado una semana con su nueva campaña publicitaria para ganar más lectores. El objetivo de Jaime Castellanos con  esta nueva campaña, que sale al mercado, casi un año después del primer número de Qué!, es que nadie viaje en el metro sin el diario. Para ello no ha escatimado en gastos y ha invertido el dinero que queda en la partida de publicidad de la empresa en esta nueva ofensiva. Esto demuestra que Recoletos apuesta todas sus fichas a Qué!, aunque creemos que debería preocuparse por tener más a gusto a sus trabajadores dentro de este diario, los que piden a gritos mejoras laborales.

 

No es difícil darse cuenta de la nueva ofensiva Qué!, al ver las estaciones de metro y cercanías de Madrid empapeladas con carteles del gratuito que llaman a su lectura. Tras un año en la calle, Castellanos ha ordenado a Sopeña que lance una nueva ofensiva publicitaria que consolide el casi millón de ejemplares distribuidos y que de paso logre nuevos lectores. Para nadie es un misterio que el gratuito se ha convertido en la niña mimada de Recoletos, ya que el equipo ejecutivo de la compañía ha cifrado casi todas sus esperanzas comerciales en el diario.

 

Por ello, no es de extrañar que para esta campaña se haya destinado el dinero que queda de la partida de publicidad de Recoletos. El objetivo de Castellanos es que nadie esté en el metro si su diario Qué! Las últimas cifras dicen que es en estos momentos el gratuito más distribuido, aunque nuevamente hacemos la salvedad que en esto de las distribuciones gratuitas hay que tener mucho cuidado con las cifras.

 

Lo cierto es que la campaña ha cumplido una semana  y al parecer seguirá otra más. Con todo, tal vez sería mejor que en Recoletos se preocuparan de mejorar las condiciones laborales de sus empleados y en especial de los de Qué!, ya que la campaña llega en momentos en que aumentan las protestas por los horarios, los bajos sueldos y el trato de los jefes del rotativo. Parece que el síndrome Recoletos en que los trabajadores son los más perjudicados, ha acabado por contagiar a la niña mimada de Jaime Castellanos.

 

Seguiremos Informando...