La presente web utiliza cookies para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.
Al continuar con su navegación entendemos que da su consentimiento a nuestra política de cookies
Aceptar

NIÑOS Y CIRUGÍA PLÁSTICA
redacción prnoticias 01/07/09 09:43

 

La cirugía plástica reparadora pediátrica es el tema que en esta ocasión nos trae el Doctor Bartolomé Beltrán en Los Diálogos de pr salud . Le acompaña la Doctora Beatriz González Meli , Cirujano Plástico infantil del Hospital Gregorio Marañón de Madrid.

 

Durante la charla con el Doctor Beltrán , la Doctora González Meli ha hecho un repaso por las cirugías plásticas reparadoras más frecuentes en los más pequeños. 'Sin duda el labio leporino es la causa más frecuente de intervención quirúrgica en niños,' afirma la Doctora sin divagaciones. Pero antes de abordar este tema, la Cirujano Plástico del Gregorio Marañón ha querido hacer un repaso por otras causas que también tienen un importante grado de incidencia en estas operaciones.

 

play Presione para ver el vídeo

 

La primera causa de intervención quirúrgica que los doctores González Meli y Beltrán abordan es la sindactilia, que calificaron como la malformación de mano más frecuente en los niños recién nacidos y que consiste en la unión de los dedos de las articulaciones. Meli asegura que 'es aconsejable realizar la intervención para corregir esta malformación entre los 9 y 12 meses de vida del pequeño, que es cuando ya se encuentra preparado para soportar una cirugía médica' .

 

Otro de los aspectos que se abordan estos Diálogos de prsalud son los angiomas y los han diferenciados en dos clases. 'Primero tenemos aquellos que se quitan solos, y después, aquellos que persisten, que tienen su origen en malformaciones cardiovasculares '. González Meli propone el láser como la mejor indicación para su intervención.

 

La conversación con el Doctor Beltrán prosigue con los niños que presentan manchas rojas en la cara, en las que 'hay que investigar que debajo no haya otro síndrome asociado ', advierte la cirujano plástico. También ha preguntado por los pequeños quíster que aparecen en los niños y, en este sentido, son los denominados 'cola de ceja' los más frecuentes. Estos quíster son los que aparecen en la parte final de la ceja, y que tras una pequeña intervención, las cicatrices desaparecen en un breve espacio de tiempo, ya que el tejido del párpado es muy fácil de regenerarse.

 

Las orejas de soplillo son una de las malformaciones más conocidas y que afectan de una manera muy importante en la vida de los niños, ya que en muchas ocasiones son motivo de burla. La especialista recomienda realizar la intervención reparadora de entre los cinco y los siete años porque 'si se realiza antes de estas edades, se corre el riesgo de que las orejas vuelvan a su posición inicial' .

 

Pero fue es el labrio leporino el tema estrella de este encuentro. Esta malformación, en contra de lo que se podría pensar, no sólo afecta a la parte exterior del labio, sino también al paladar y los dientes, e influye en el crecimiento de la cara. En la cirugía de esta malformación la Doctora González Meli señala que 'lo más difícil de corregir no es el labio, sino la nariz '.

 

TODOS LOS DIÁLOGOS DE PRSALUD